martes, 11 de septiembre de 2012

TECNICAS PARA AMAMANTAR

Lactancia natural                                    

                                         Amamantamiento Correcto y Técnica de Extracción de Leche Materna




El éxito de la lactancia materna depende principalmente de una correcta técnica de amamantamiento.
El requisito básico para un buen amamantamiento es una buena disposición y confianza de la madre en su capacidad de amamantar, lo que se logra si el equipo de salud demuestra interés, promueve, apoya y facilita la práctica de la lactancia materna, como la forma naturalmente dispuesta para alimentar al niño o niña.

 La técnica considera:
 Correcta posición de la madre y del niño (a). Existen varias posiciones que pueden usarse con éxito. Con mucha frecuencia la madre adopta la posición sentada con el niño (a) acostado de lado en sus brazos, en ese caso se recomienda:
Siéntese cómoda con la espalda apoyada, colocando los pies en un pequeño piso.
Si el niño (a) es demasiado pequeño utilice una almohada o cojín para acomodarlo a la altura del pecho

.

Sostenga al niño (a) recostado sobre su brazo, con el cuerpo enfrentándolo, abdomen con abdomen, la cabeza sobre el pliegue de su codo. Puede ayudarse con un cojín sobre la falda para sostener al niño (a) y afirmar el brazo.

Sostener bien el pecho
Sostenga la mama con la mano formando una “C”, con los cuatro dedos por debajo y el pulgar por arriba.  
Con el pezón toque el labio inferior del niño (a) varias veces hasta que abra ampliamente la boca, en ese momento, y con un movimiento rápido, atraiga el niño (a) hacia la mama, favoreciendo la entrada del pezón y casi toda la areola dentro de su boca.

No debe sentir dolor


Si el niño(a) está bien adherido al pecho, al succionar, no debe provocar dolor, si duele es porque el niño(a) está mal adosado a la mama por lo que se debe retirar del pecho, introduciendo un dedo por la comisura bucal, presionando la encía inferior. Al colocárselo nuevamente al pecho preocúpese de que la boca del niño(a) esté bien abierta antes de acercarlo a la mama.
Es conveniente que la madre reconozca la succión efectiva para saber que el niño(a) se alimenta bien: se escucha la deglución durante la mamada, al finalizar la madre nota el pecho más blando, el niño(a) se duerme o queda tranquilo y presenta orina y una deposición amarillenta, abundante, semilíquida y explosiva, que se adhiere al pañal.

Libre demanda al comienzo
La oferta de lactancia materna es libre demanda, lo que significa que el horario no es estricto, aunque probablemente sea cada 2 a 3 horas, día y noche, los primeros 30 días y luego progresivamente cada 3 a 4 horas hacia finales del 2do mes
.
Con promedio 10 minutos es suficiente
La duración de cada mamada en general fluctúa entre 5 a 15 minutos por lado.
Dos tipos de leche
En cada mamada el niño(a) debe recibir los dos tipos de leche de cada pecho: la leche inicial, con más contenido de lactosa y agua, y la leche final, con más contenido de grasa. Se recomienda alternar la mama con la que se inicia la alimentación.  
La producción de leche se establece durante las primeras semanas post parto por medio del balance entre las necesidades del niño(a) y el estímulo de la succión. En algunas mujeres, la producción de leche aumenta lentamente según las necesidades crecientes del niño(a), en otras, alrededor del tercer mes se presenta la llamada “crisis transitoria de lactancia”, en que el niño(a) mama con mayor frecuencia y la mujer cree no tener leche, se le debe recordar a la madre que si amamanta más seguido, aumenta su producción y vuelve a  al niño ordenarse.

No existen alimentos que hagan provocar cólico
Muchos sabores de los alimentos que come la madre pasan a la leche, pero eso no quiere decir que al niño(a) le hagan mal. No existen alimentos que produzcan cólicos al niño(a) al ser consumidos por la madre que amamanta.
La madre debe tomar sólo el líquido que desee según su sed; el exceso de ingesta de líquidos no aumenta la producción de leche.
El alcohol y las drogas, incluido el cigarrillo, pasan a la leche, por lo que igual que durante el embarazo, se deben evitar durante la lactancia.
Las mujeres durante la lactancia no deben automedicarse y deben advertir a quién le prescribe algún fármaco que está amamantando.
Planificar la vuelta al trabajo con tiempo
Es posible mantener lactancia exclusiva al volver a trabajar. Al mes post parto ya debiera discutirse el retorno al trabajo, cuales son sus planes, horario de trabajo, distancia, cuidado del niño(a) y los beneficios legales. Si no va a poder llevarlo al trabajo tenerlo cerca para amamantarlo, debe comenzar a practicar la extracción manual para desarrollar la destreza. El ideal es que el destete sea paulatino
.
Indicadores de Amamantamiento Correcto:


Sonido de deglución audible.
Actitud de niño(a) mamando tranquilamente, en forma rítmica y acompasada, claramente relajado y satisfecho.
Sueño tranquilo que dura alrededor de 1,5 a 3 horas entre mamadas.
Producción de volumen de leche constante y bajada de leche en relación al horario de demanda del niño(a).
Aumento de peso normal en el niño(a).
Promedio 6 pañales al día mojados con orina clara.
Promedio 4 deposiciones amarillas y fluidas diarias, durante el primer mes de vida.
Amamantamiento sin dolor, pezones y pechos sanos.

Extracción de Leche Materna:

 
Para hacer la extracción de leche, debe seguirse una rutina tanto en los horarios como en la disposición de los elementos a usar.
Lavar muy bien las manos con jabón, previo al procedimiento.
Diariamente debe etiquetarse cada envase con la fecha y hora de la extracción, y si va a ser enviado a la sala cuna, con el nombre del niño(a) en lugar visible.
Previo a la extracción propiamente tal, es necesario preparar los pechos, haciendo un masaje suave con pequeños movimientos circulares, sobre el pezón y la areola.
Cuando los pechos están congestionados se puede estimular el flujo de la leche colocando compresas tibias sobre ellos, antes de iniciar la extracción

.

La cantidad de leche extraída en cada sesión puede variar según las circunstancias, el estado psicológico de la madre, la hora, el ambiente y el tiempo que dedica a ello.
Idealmente evitar el trasvasije de leche y utilizar el mismo biberón que ofrecerá al niño(a).
Cuando la leche es almacenada, es normal que la porción de grasa se separa y queda pegada en las paredes de los envases, pero se mezcla al agitarla suavemente.
La técnica de extracción es igual a la técnica de amamantamiento y debe ser ensayada con el profesional de salud. La extracción puede ser por ordeñamiento mamario manual o apoyado por bombas extractoras.
Seleccionar un sistema de conservación según sea necesario: idealmente en refrigerador o en congelador.

Mas extracción, mas producción


Debe recordarse que mientras más leche se extrae más leche se produce.
Tiempo de conservación: Tº ambiente 12 horas; refrigerador 3 a 5 días, congelador dentro del refrigerador 14 días (refrigerador de una puerta); congelador separado del refrigerador 3 meses (refrigerador de 2 puertas o congelador independiente)
Es ideal un descongelamiento lento: en la noche anterior sacarla del congelador y ponerla en el refrigerador. No se recomienda recongelar la leche que ha sido parcial o totalmente descongelada.
Se calienta a "baño María"
Para entibiar la leche se recomienda hacerlo a “baño maría”, con la olla retirada del fuego unos minutos, sin hervirla y probarla en el dorso de la mano antes de administrarla. Antes y después de entibiar la leche es necesario batirla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada